16.1.17

Crema de champiñones





Con este frío que está haciendo no hay nada que apetezca más que un plato caliente para entonar el estómago y entrar en calor. Las sopas y cremas son ideales tanto para comer y cenar como para tomar una tacita entre horas. Son fáciles y llevan poco tiempo de preparación.

Los que seguís mi blog sabéis que me encantan las cremas, son deliciosas y se pueden preparar con multitud de ingredientes. Tengo varias publicadas, pero el otro día me di cuenta de que no tenía esta crema en concreto. La preparo en muchas ocasiones, así que me puse manos a la obra y aquí os la presento. Espero que la probéis y os guste tanto como a mí. 




  • Ingredientes:
250 gr. de champiñones
700 gr. de agua
200 gr. de leche
1 pastilla de caldo de verduras
50 gr. de harina
Sal
4 ramitas de perejil (solo las hojas)
4 quesitos en porciones





  • Preparación:

Thermomix:

Limpiamos y secamos los champiñones. Reservamos dos para adornar el plato. Ponemos en resto en el vaso y troceamos 5 segundos, velocidad 4.

Añadimos el agua, la leche, la pastilla de caldo, la harina y la sal. Programamos 10 minutos, 100º, velocidad 3.

Mientras, fileteamos los champiñones y los salteamos en una sartén con un poco de aceite. Reservamos.

Añadimos la nata, el perejil y el queso en porciones y programamos 2 minutos, 90º, velocidad 2.

Trituramos 20 segundos, velocidad progresiva 4-7.

Servimos caliente y añadimos por encima los champiñones que teníamos reservados.



Tradicional:

Lavamos, secamos y troceamos los champiñones.

Mezclamos la harina en un bol con un poco de agua fría. Reservamos.

Ponemos en una cazuela el resto del agua, la leche, la pastilla de caldo y la sal. Ponemos a cocer. Cuando comience la cocción añadimos la harina sin dejar de remover para que no se hagan grumos. Dejamos cocer 10 minutos.

Agregamos la nata y el queso y, sin dejar de remover, dejamos cocer 2 minutos. Trituramos con la batidora hasta que veamos que está todo bien triturado.

Ponemos en las tazas o platos donde la vayamos a servir y decoramos con unas láminas de champiñones rehogadas. Servir caliente.