19.6.17

Pepinos rellenos de ensaladilla de gambas





Cuando probé por primera vez esta receta me conquistó enseguida. Saque una foto para no olvidarme de ella y prepararla en casa a la vuelta de mi viaje. Ya lo he hecho en varias ocasiones y me sigue pareciendo buenísima. Es fresca y deliciosa.

Es una receta fácil, con una bonita presentación y que, si nos gusta el sabor del pepino, hará las delicias de nuestro paladar. La he preparado con ensaladilla de gambas, pero podemos utilizar alguna otra como por ejemplo estas: “Ensaladilla de cangrejo”, “Ensaladilla rusa”, “Ensaladilla de merluza y langostinos”, podéis encontrarlas todas en el blog.

Podemos tomar estos pepinos como primer plato o como acompañamiento de algún otro. Aunque es un plato frio, se puede tomar en cualquier época del año. No pongo cantidades porque estas dependerán del número de comensales que tengamos en nuestra mesa.

Como los pepinos los tenemos que vaciar, no tiraremos su carne, la podemos utilizar, por ejemplo para hacer esta receta que tenéis en el blog “Crema fría de pepino y yogur”

14.6.17

Risotto de setas y judías verdes





El risotto es, junto con la pasta, una de las más afortunadas creaciones de la cocina italiana. Se prepara como en el caso de la pasta, a partir esencialmente de un ingrediente, en este caso el arroz que suele ser del tipo “arborio” (pero también se utiliza el “carnaroli" o el "vialone nano"), básicamente con mantequilla, vino, consomé y queso parmesano, al que se le puede agregar durante su preparación, cualquier sabor a cosa comestible: vegetales, productos del mar, aves, carnes, caza, vísceras, embutidos, hierbas, especias, frutas, etc.

El arroz arborio es una variedad de arroz italiana de grano corto, perteneciente a la variedad japónica. También es ideal para los arroces melosos valencianos.


Este arroz debe moverse durante su cocción para que absorba el líquido en el que se cuece y vaya desprendiendo a su vez una capa de almidón creando una crema a su alrededor.

5.6.17

Croquetas de morcilla





Me encantan las croquetas, no lo puedo remediar, bueno es que me gusta mucho todo lo que lleva bechamel. Me gustan todas, con cualquier ingrediente, y se pueden hacer con muchísimos, prácticamente con cualquier cosa. Eso si, me gustan las preparadas en casa.

Normalmente las preparo y las suelo congelar, pues salen bastantes y como nosotros ahora, salvo cuando vienen mis hijos y nietos, somos solo dos, es lo que suelo hacer. Además, así siempre tengo croquetas caseras para cuando vienen. 

Si las tengo congeladas, las saco del congelador y las dejo descongelarse, las vuelvo a pasar por pan rallado y las frío. Quedan mucho mejor así, pues friéndolas congeladas nos pueden quedar algo frías por dentro.

29.5.17

Huevos rellenos con jamón






Los huevos cocidos se pueden rellenar de muchas cosas, de lo que más los relleno es de bonito, y los podemos cubrir con mayonesa o con bechamel y gratinarlos en el horno. Los huevos rellenos siempre gustan a todo el mundo y se pueden preparar con antelación, tanto en frío como calientes.


Para preparar estos huevos utilicé el relleno que me sobró de unas alcachofas rellenas de jamón que preparé un día antes y que podéis ver la receta Aquí. Quedaron ambas recetas muy sabrosas. El resultado me ha gustado muchísimo.

22.5.17

Tarta de calabacines y albahaca





Hoy os presento una tarta deliciosa de calabacines, fácil de preparar y que lo que más tarda es en los tiempos de horno, pero es sencillísima. Lo mejor es prepararla y degustarla recién salida del horno, pero si no podemos hacerlo así, podemos prepararla con antelación y darle unos minutos de horno antes de sacarla a la mesa. También podemos prepararla con berenjenas en rodajas, y con tomates en rodajas o secos, en vez del calabacín.

Esta receta la vi en la revista Hola y me pareció que tenía que estar muy buena, así que hace unos días me puse manos a la obra, la preparé y gustó muchísimo.

15.5.17

Lubina marinada





Los pescados marinados me encantan, porque me gusta la cocina japonesa y los pescados se comen crudos. Normalmente marinaba el salmón, podéis ver la receta Aquí, pero hace tiempo que probé en el Restaurante La Bombi de Santander, la lubina y me gustó muchísimo. Me dijeron que ingredientes utilizaban para marinarla y probé a prepararla, queda riquísima. Si os gusta este tipo de elaboración de los pescados no dejéis de probarla.

Para marinar la lubina, he utilizado lubina de estero, porque no quiero congelar una lubina para evitar el anisakis, ni utilizar las de piscifactoría, que son menos sabrosas. Los esteros son una especie de piscina, como una granja marina donde se crían y engordan de forma natural las doradas y las lubinas, y que se encuentran en las antiguas salinas que ya no se utilizan para extraer sal en la región suratlántica andaluza.