9.12.19

Pan de torrijas casero







Desde que vi esta receta, hace ya mucho tiempo, en el blog de Carlos Dube "Mercado Calabajio" me dije: A partir de ahora no vuelvo a comprar pan para hacer torrijas, que cada vez es peor. Así que aquí me tenéis, con el pan preparado para hacerlas, ya os contaré como resultan. Os animo a que probéis, seguro que están mucho mejor. 

Como es la primera vez que los hago no me han quedado muy bien de forma, espero que la próxima me queden mejor. 

Para esta Nochebuena voy a congelar los panes y sacarlos un día antes de preparar las torrijas, y para Nochevieja lo prepararé dos días antes y no lo congelaré, así veré si hay diferencia entre el congelado y el sin congelado.

La semana que viene pondré la receta de la torrijas que hemos preparado siempre en casa. La hacían en casa de mi madre y de mi abuela.

3.12.19

Turrón de chocolate crujiente







Esta receta de turrón es del blog Webos fritos. He hecho algunos cambios. He cambiado algo su receta, ella utiliza chocolate fondant y chocolate con leche y frutos secos, y yo he utilizado chocolate con leche sin frutos secos. Así sería como el típico turrón de chocolate que todos conocemos, pero muchísimo más rico.

Al ponerlo en la típica caja de madera con papel manteca queda con una forma más irregular. Si queréis que quede perfecto de forma es mejor que lo hagáis con un molde de silicona. Os animo a prepararlo, se conserva durante bastante tiempo.

25.11.19

Alubias con níscalos





Estamos en temporada de setas, en casa nos gustan mucho. Además de cocinarlas solas, en revuelto,  con carne, patatas, etc..., podemos preparalas de muchas maneras y una de ellas es formando parte de otro plato y no siendo ellas las protagonistas absolutas.

Esta vez he utilizado unos níscalos para cocinar con unas alubias. Podemos hacerlo con cualquier tipo de alubia,  pues todas sirven. El níscalo, cuyo nombre científico es "Lactarius deliciosus", es la seta más abundante de las comestibles, es sabrosa y  tiene una excelente textura, dura y entera, para ser cocinada. Hay que limpiarla bien pues suele traer bastante tierra.

11.11.19

Albóndigas de pollo en salsa





Os presento mi receta de albóndigas de pollo en salsa. Os aseguro que están muy ricas. Es una receta fácil, que a los niños les encanta. A partir de esta receta podéis hacer variantes utilizando salsa de tomate en vez de la que pongo aquí, o añadiendo champiñones, etc.... Un consejo, es mejor utilizar pollo de corral. Es algo más sabroso.

El único problemas es picar la carne de pollo, porque en las carnicerías no suelen hacerlo. Algunas veces, si somos clientes, nos dicen que lo pueden picar a última hora del día. Tienen prohibido mezclar la carne de pollo en la picadora de carnes porque es muy fácil que el pollo contamine al resto de carne, ya que se deteriora con mucha más facilidad. 

De todas formas podéis picar la carne de pollo con un buen cuchillo, si tenéis tiempo y paciencia, o utilizar máquinas para hacerlo. 

4.11.19

Mermelada de feijoa





Esta mermelada la he preparado en noviembre, cuando he recogido las frutas de la feijoa. Hace años que tengo este arbusto en el jardín, pero no tenía ni idea de que los frutos que producía eran comestibles, me enteré por casualidad al ver como mi perro se comía las frutas. Cuando lo planté me dijeron su nombre, pero después lo olvidé. 

La feijoa (Feijoa Sellowiana) es una fruta verde y pequeña en forma de huevo de 2 a 9 centímetros de largo, que madura en otoño. Son nativas de Sudamérica donde crecen en las montañas de Argentina, Brasil Paraguay y Uruguay. También son cultivadas en Nueva Zelanda y Australia del Sur. Su carne tiene una pulpa de semilla gelatinosa en su centro que se vuelve más firme cerca de la piel, con una textura granular y ligeramente arenosa. También es conocida como piña guayaba.

Se puede tomar fresca, partiéndola por la mitad y comiéndola con una cucharilla, o pelándola y preparándola en mermelada, batidos, dulce de feijoa, o como relleno de tartas o pasteles. Para saber más sobre la feijoa, podéis ver el blog de Ruqui, "Disfrutar con el huerto"



14.10.19

Melocotones a la bordelesa






Los que seguís un poco de cerca mi blog, sabréis que me encantan las recetas con frutas. Por ello, he pensado poner este postre con una fruta que todavía podemos encontrar en los supermercados.

Aunque estamos ya en la recta final de los melocotones, todavía tenemos los de Calanda que son riquísimos, creo que son de lo mejor. Por eso me he decidido a poner esta receta en el blog por si alguien se anima. De todas formas, se puede hacer por ejemplo con melocotones en almíbar cambiando un poco la receta, o con peras de invierno, plátanos, etc....

Es una receta muy rica para los que nos gusta la fruta, y una forma diferente de comerla y de presentarla. Además de ser una receta muy fácil de realizar. Espero que os guste.

7.10.19

Arroz con leche y mango





Cuando vi esta receta de Inés Ortega, me pareció que estaría muy rica con toda seguridad. Me gustan mucho las recetas que llevan frutas, no lo puedo remediar. Será porque no soy golosa. Ahora tenemos unos mangos de Malaga que están estupendos.

No me he equivocado, es un postre muy rico. En la receta original lleva almendras garrapiñadas, pero como quería hacerlo más ligero decidí poner unos cereales para adornar y no poner las almendras.

He preparado el arroz con leche tal y como venía en la receta original, pero podéis prepararlo como tengáis costumbre.

Podemos prepararlo con antelación y dejarlo en nevera sin el mango y los cereales, pero yo os aconsejo sacarlo un buen rato antes de servirlo para no esté demasiado frio.

23.9.19

Higos en almíbar





Estamos en temporada de higos. Están riquísimos.

La higuera de mi casa va madurando sus higos poco a poco y yo estoy aprovechando para ir haciendo cosas con ellos pues imposible comerlos todos. Aunque los pájaros nos ayudan.

Los higos están riquísimos así, de la higuera a la boca. Pero también pueden preparase de otras formas: en mermelada, salsas, chutney, tartas, panes, rellenos de pasteles, galletas, como guarnición de platos salados, etc... 

Como podéis ver en las fotos, aunque cuando rellenamos los botes parece que están completemente llenos, al hervirlos, los higos se reducen y, quedan flotando en el almíbar.