10.6.19

Rabo de vaca guisado





Si he de ser sincera, el rabo, de vaca o toro, lo he probado ya de mayor por primera vez en Sevilla. En el norte de España no es una cosa que se soliera comer en las casas, al menos yo no lo vi en ninguna. Es un plato delicioso que recomiendo preparar si lo encontráis en la carnicería. Puede ser de ternera, vaca o toro, aunque creo que, el de ternera sea el menos recomendable al ser la carne menos sabrosa.

En las recetas que he consultado lo cocinan con vino tinto, pero yo he preferido hacerlo con Brandy porque normalmente es lo que suelo añadir a los guisos de carne. Me parece que le da un sabor muy especial. Tengo que confesar que es la primera vez que lo preparo en casa y ha quedado buenísimo. Al menos es lo que me ha dicho toda la familia.

27.5.19

Clafoutis de cerezas





Empezamos la temporada de cerezas, esa deliciosa fruta, y he vuelto a preparar esta tarta, que en realidad es un tipo de flan. Y como no soy muy golosa, y me encantan los postres con frutas, me parece deliciosa.

La receta la he sacado de unos de mis libros, en concreto “Postres”, de Pier Hermé, un afamado pastelero francés, creador de los macarons, editado por Larousse y en el que a este postre le clasifica como flan, dentro del apartado de cremas, flanes y postres de huevo. Aunque para mi se parece más a una tarta.

La clafoutis es de origen francés, concretamente de Lemosín (Limousin), región de la parte occidental del macizo central que debe su nombre a la capital regional, Limoges. Se elabora a partir de una sencilla masa, similar a la de las crêpes (huevos, harina, mantequilla, azúcar, leche o nata y vainilla) y cerezas. 

Además de la clafoutis, en la misma región francesa se originó la flognarde o flaugnarde, es el mismo tipo de tarta pero en lugar de cerezas se elabora con otras frutas, siendo las más habituales las manzanas y las peras. Podemos hacer la tarta flognarde con la fruta que deseemos, pero hay que tener en cuenta que es mejor hacerla con frutas que suelten poco agua para que el resultado sea óptimo.

Precisamente para evitar la humedad de la masa, la clafoutis tradicional se hace con las cerezas sin deshuesar, además de que el hueso tiene un componente que acentúa el sabor de la fruta, lo malo es la incomodidad a la hora de comerla.

20.5.19

Alcachofas con almejas y patatas





Los platos de cuchara son fáciles y no dan mucho trabajo aunque, en algunos casos, lleven un tiempo  largo de cocción. No es el caso de este plato, que es sencillo, pero muy sabroso. Lo que más tiempo lleva es limpiar las alcachofas.

Estamos en primavera y aún es temporada de alcachofas. Aunque ahora las encontramos todo el año en los supermercados. Es una hortaliza que tiene muchos beneficios.

Lo importante en esta receta es que todos sus ingredientes sean de calidad. Es importante que las almejas sean buenas porque nos darán mucho más sabor al plato.

13.5.19

Salsa boloñesa





Hoy os presento una salsa italiana, la salsa boloñesa que, como su nombre indica, es una salsa típica de la ciudad italiana de Bolonia. Os cuento que cuando estuve en Bolonia, además de gustarme mucho la ciudad, cené en un restaurante una lasaña boloñesa que creo que es la mejor que he tomate en mi vida. Tuve esa suerte.

La salsa boloñesa es una salsa muy fácil pero que lleva mucho tiempo de elaboración, pues debe cocer durante al menos dos horas, aunque algunos dicen que hasta cuatro, para que el sabor sea perfecto. No se trata, como mucha gente cree, de freír una carne picada con cebolla y añadirle tomate. Si nos decidimos por hacer esto último no obtendremos una auténtica salsa boloñesa. Merece la pena el tiempo empleado en prepararla.

En la receta tradicional utilizan tomate concentrado y panceta, yo no he utilizado ninguna de las dos cosas. Esta salsa en Italia la utilizan solamente para preparar lasaña.

6.5.19

Brocheta de frambuesa con kiwi





Es una receta muy sencilla, lo único que hay que hacer es poner las frutas en una brocheta. Es el típico postre que hice un día que me apetecía tomar algo con fruta que no fuera la clásica naranja, pera, etc.. Es un postre ligero y que queda muy bonito por la combinación de los dos colores.

Las cantidades depende de las personas que vayamos a ser, yo puse cuatro frambuesas y un trozo de kiwi por brocheta, y seis brochetas por comensal. 

15.4.19

Fabada





Hoy toca un plato de Asturias, querida tierra que comparte con la mía la cornisa cantábrica, la fabada.

Es un plato de cuchara muy conocido y celebrado todas partes. Tiene fama de ser un plato pesado, pero yo os voy a enseñar una forma de hacerlo, me la enseñó un amigo asturiano, que consiste en dar, aparte, un hervor al compango (Chorizo, morcilla, etc...) para que suelte parte de la grasa, y de esta manera resulta mucho más ligera.

Yo otra cosa que hago es tirar el agua del primer hervor, así también quito la espuma, y os aseguro que, de esta forma, las fabes producen mejor digestión. Ya me entendéis.

Si las fabes son buenas, quedarán muy suaves y no notaremos la piel. Veréis que, aunque en algunas recetas añaden ajo y cebolla, e incluso pimentón, no pongo ninguna de estas cosas, pues tengo entendido que la auténtica receta no las lleva. Creo que verdad que no las necesita.

1.4.19

Tarta de berenjenas con jamón y ragú de carne





Esta tarta que os presento hoy, es la típica receta de aprovechamiento de los restos que quedaron de la comida del día anterior. Se me ocurrió porque, aunque yo había preparado los dos platos, no había comido en casa, y al decirme mi marido que él lo había comido todo junto, y que estaba muy rico, por no repetir lo mismo, pensé en preparar una tarta con lo que había sobrado.

El resultado ha gustado mucho, pues es una tarta con mucho sabor, que acompañada con una ensalada es un plato único muy completo.

Como veréis, en los ingredientes y en la preparación, os remito a las dos recetas que tengo en el blog de las berenjenas con jamón y del ragú.

25.3.19

Fresas flambeadas





Las fresas y fresones, si tienen sabor, son muy ricos. Lo que ocurre es que la mayoría de las veces los fresones no tienen mucho sabor, es la verdad. Pero podemos añadirles algunos ingredientes que harán que, al adquirir los sabores que se mezclan con la fruta, nos realce el sabor del plato.

Hace unos días un amigo, que vino a comer a casa, las trajo preparadas. Estaban muy ricas y le pregunté los ingredientes. Las he preparado con todos los ingredientes que me dijo, solamente he añadido el flambeado porque otras veces las he tomado así.