3.8.20

Risotto de setas




Para elaborar un risotto existen dos variedades de arroz perfectas: el arborio y el carnaroli. Que pertenecen a la especie de arroz llamada japónica. Aunque son parecidos, ambos tipos tienen sus particularidades. El arborio proviene del municipio de Arborio, en Vercelli. El arroz carnaroli proviene de Vercelli y Novara. Ambos en Italia. Este segundo es el favorito de los expertos por su calidad.

La principal característica del risotto es su cremosidad, por eso el tipo de grano tiene que contener un alto contenido en almidón. En Italia se dice que debe quedar cremoso, no caldoso, que se pueda comer con tenedor.

Para hacer un buen risotto:

1.- Hay que ser muy preciso en la cocción, entre 15 a 18 minutos.

2.- Debemos añadir el caldo gradualmente. Para ello debemos tener a mano una cazuela con el caldo caliente, e irlo añadiendo poco a poco y removerlo constantemente, así el grano irá soltando su almidón.

3.- El toque final se lo daremos dos minutos antes de terminar la preparación al añadirle el queso parmesano y, una vez retirado del fuego, le agregaremos la mantequilla.

4.- Una vez reposado el arroz durante 3-5 minutos, al servirlo, tu risotto tiene que tener una consistencia llamada all´onda (con forma de ola), que es como llaman en Italia al aspecto que tiene cuando lo remueves con la cazuela

6.7.20

Cerezas confitadas





Hace unos años vi en el blog "Rezetas de Carmen" esta receta y no me pude resistir a prepararla. Podéis ver su receta Aquí. Desde entonces las hago todos los años.

La primera vez la publiqué en mi otro blog "Dulcisimos Placeres", pero ya hace tiempo que no publico nada en ese blog, aunque sigue activo, porque decidí que era un poco estresante estar con los dos a la vez. Por eso, de vez en cuando, voy pasando recetas a este otro. 

Quedan con la piel un poco arrugada, pero están buenísimas. Como siempre me sobra almíbar de la cocción de las cerezas, lo guardo y lo aprovecho en bizcochos, tartas o en alguna salsa agridulce. Me da mucha pena tirarlo. 

Podemos preparar más cantidad y guardarlas para preparar postres y como adorno de tartas y postres que necesiten un toque de color. Hay que aprovechar ahora que estamos en temporada.

29.6.20

Ensaladilla de patata y remolacha





Esta ensaladilla, si os gusta la remolacha, queda riquísima. Ahora que viene la temporada de los calores lo mejor son las ensaladas o ensaladillas de diferentes tipos. Además, son unos platos estupendos para llevar a la playa, el campo o de excursión, y generalmente gustan a los pequeños de la casa. Si tenéis algún alérgico al huevo podéis substituir la mayonesa por Lactonesa. Ver receta Aquí.

Además de rica, la remolacha tiene una gran variedad de nutrientes: carbohidratos, fibra, minerales (potasio, calcio, hierro, fósforo y sodio) y las vitaminas (provitamina A, niacina y vitamina C).

Yo siempre tengo en casa remolacha cocida en conserva hecha por mi, está mucho más rica, aunque haya que hervirla durante bastante tiempo y sea más cómodo comprarla ya en conserva. Podéis ver la receta Aquí.

No se aconseja congelar la remolacha cruda, pero sí se puede una vez hervida.

22.6.20

Farfalle con espinacas y mascarpone





Farfalle es un tipo de pasta italiana en forma de corbata pajarita o mariposa. De hecho, su nombre en italiano significa mariposa.

Este tipo de pasta seca combina muy bien con todo tipo de salsas ya que, al no ser una pasta lisa como los tallarines, se impregna mejor con las salsas. También podemos utilizar conchas de pasta seca.

La pasta en general gusta a niños y mayores, pero las espinacas no le gustan a todo el mundo, sobre todo a los niños, por eso esta mezcla de pasta y espinacas puede hacer más atractiva esta verdura al mezclarla de esta forma. El queso mascarpone también le da un toque de suavidad. 

15.6.20

Tarta de queso con chocolate sin horno.





Esta es una tarta que se prepara en poco tiempo, se puede hacer con antelación, esta mejor de un día para otro y es muy rica. Además se puede congelar y sacarla el día que la vayamos a tomar, decorándola un poco antes de sacarla a la mesa. La vi hace ya unos años en el blog de Dolores "Mi gran diversión" y la he preparado siempre igual que su receta pero sin ponerle whisky. No hay que meterla en el horno por lo que, ahora que vamos hacia la época de calores, es una buena cosa.

En general las tartas de queso gustan a todo el mundo, y si encima llevan chocolate, a los niños, y a muchos mayores les encantan. He leído en algún sitio que es unos de los postres más comunes del mundo, y puede que de los más antiguos. Pero sobre todo ha adquirido fama la tarta de queso americana o New York Cheesecake.

8.6.20

Tomates rellenos de carne, jamón y huevo





Los tomates rellenos, tanto fríos como calientes, son muy ricos. Ahora que empezamos a tener tomates de la tierra es la mejor época para preparar este tipo de platos porque están más sabrosos. Sobre todo las recetas de tomates horneados son más propicias para elaborarlas en cualquier época del año. Las que llevan los tomates en crudo es mejor prepararlas cuando estén en temporada.

Esta receta podemos elaborarla y degustarla al momento, o podemos prepararla de víspera y calentarla en el horno cuando la vayamos a comer.

He puesto un tomate grande por persona y la receta la he calculado para cuatro tomates. Podéis hacer más cantidad calculando el resto de ingredientes en función del número de tomates que vayáis a rellenar.

1.6.20

Muslos de pollo al horno





Ahora todavía no hace demasiado calor para poner el horno. Bueno, por aquí, en el norte de España, nunca hace demasiado calor como para no poder poner el horno en cualquier época del año. Son raros los días en los que hace mucho calor.

Esta receta la vi en el blog "Webos Fritos". La receta original es con contramuslos de pollo y está sin los huesos, pero yo las preparé con el muslo entero. Las cantidades podéis adaptarlas dependiendo del número de muslos que vayamos a utilizar. Las que pongo en la receta son para cuatro personas, pero como en casa ya normalmente somos solo dos, las hijas están en sus casas, solamente preparé dos muslos. Quedaron muy ricos.

25.5.20

Bizcocho con cerezas









Aprovechando que comienza la época de cerezas preparé este bizcocho. Lo que he hecho ha sido utilizar una receta que tenía de bizcocho de naranja y cambiar cantidades e ingredientes. Ha quedado un bizcocho riquísimo.

El hecho de dejar las cerezas sin quitar los huesos es evitar la humedad de la masa, al igual que ocurre con el clafoutis de cerezas, cuya auténtica receta es con el hueso. La mayoría de recetas que he visto en los blogs del clafoutis, por no decir todas, se ha realizado quitando el hueso, os aseguro que es un error. Desde luego la receta de Pier Hermé, uno de los mejores pasteleros de Francia, tiene la cereza con el hueso. Además, el hueso tiene un componente que acentúa el sabor de la fruta. Tiene la incomodidad de tener que quitarlo en la boca, pero de verdad que merece la pena, os aseguro que queda mucho mejor.