20.3.17

Pesto rosso siciliano





La salsa de pesto tiene su origen en la cocina ligur, en la región italiana de Liguria, cuya capital es Génova, y parece ser que es una receta muy antigua. De ahí que también se le llame pesto genovés. La forma tradicional para la preparación de esta salsa es hacerlo con un mortero, su nombre viene del genovés pestare que significa “triturar” o “aplastar”. La receta que os presento no está hecha con un mortero pero, si tenéis ganas y tiempo, podéis prepararla con de esa otra manera.

El pesto rosso siciliano (pesto rojo siciliano) es exquisito, su diferencia está en la utilización de los tomates deshidratados, y aunque se use básicamente para pastas también lo podemos utilizar en infinidad de platos, como arroz, sopas, verduras, patatas cocidas, aves, pescados, platos al vapor, etc… También es un buen aperitivo sobre tostas de pan, mojando unos palillos de pan o unos nachos. 

Existen otros pestos como el pesto rosso ligure, también de Génova, el pesto rosso a la trapanese, pesto alla calabrese. También podéis preparar el pesto genovés con judías verdes que tengo publicado. Ver receta Aquí.

Pero hoy vamos a aprender a preparar el pesto rosso o siciliano. Una vez preparado, lo añadiremos a nuestra receta favorita.


  • Ingredientes:
40 gr. de tomates secos en aceite
1 diente de ajo pelado
40 gr. de queso parmesano o pecorino, rallado
12 hojas de albahaca fresca
20 gr. de piñones*
1 guindilla sin las semillas
125 gr. de aceite de oliva virgen extra

* Si no tenemos piñones en casa, y queremos preparar la salsa ya, podemos utilizar otro fruto seco como almendras, avellanas, etc…







  • Preparación:
Thermomix
Tostamos ligeramente los piñones en una sartén sin aceite, dejamos enfriar y reservamos.

Ponemos a escurrir los tomates.

Lavamos y secamos con cuidado las hojas de albahaca.

Pesamos el aceite de oliva, en un recipiente, sobre la tapa del Thermomix y reservamos.

Ponemos en el vaso de la Thermomix, las hojas de albahaca, el queso rallado, los piñones tostados, los tomates escurridos, la guindilla, el ajo pelado y 25 gr de aceite, trituramos 20 segundos, velocidad progresiva 7-10. Bajamos con la espátula los restos de las paredes.

Con el Thermomix en marcha, velocidad 5, y el cubilete puesto, vamos echando el aceite al hilo por encima de la tapa para que la salsa quede ligada. Unos 30 segundos, más o menos.


Tradicional
Ponemos en la batidora trituraremos todos los ingredientes a excepción del aceite.

Cuando estén bien triturados iremos añadiendo el aceite poco a poco hasta obtener la textura deseada.