18.9.17

Paquetitos de morcilla y manzana





Estos paquetes rellenos podemos preparamos con pasta brick o philo. La primera se hace con sémola de trigo y la segunda con harina de trigo blanca. La brick es un poco más gruesa y tiene una textura un poco más rústica que la philo.

La pasta philo parece que es originaria de Grecia y Turquia, y la brick de Marruecos y Túnez.

Podemos prepararla en casa, pero es bastante complicado porque hay que hacer hoja por hoja. Las de los supermercados, si son buenas, parece ser que están tan ricas como las otras. Yo nunca las he preparado en casa. 

Podemos preparar paquetes un poco más pequeños que los que veis en la foto, tipo bocadito, son más cómodos si los vamos a tomar de aperitivo. Son fáciles de preparar y están muy ricos.

He utilizado la morcilla que viene en bote sin piel porque está rica y es más sencillo utilizarla. Podéis encontrarla en supermercados.


  • Ingredientes:
1 paquete de pasta Brick o Philo
1 bote de morcilla de Burgos sin piel o 3 morcillas de cebolla
1 manzana
25 gr. de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de azúcar moreno
Aceite para pintar los paquetes de pasta
*Con estas cantidades han salido 12 paquetitos.







  • Preparación: 


Thermomix

Ponemos en el vaso la manzana pelada, el azúcar y el aceite, y programamos 4 segundos, velocidad 4. Bajamos los restos de las paredes con la espátula y programamos 6 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Incorporamos la morcilla, si estaba con la piel se la quitamos, y programamos 4 segundos, velocidad 4. Reservamos.

Precalentamos el horno, con calor arriba y abajo, a 220º.

Extendemos las láminas de pasta y cortamos trozos de 10 cm., o más pequeños si queremos hacer bocaditos. Ponemos una cucharada de la mezcla en la parte que estamos cerca de nosotros, doblamos hacia el otro lado y doblamos ambos lados hacia dentro. Vamos enrollado y cerrando el paquete.

Repetimos la operación con el resto y los vamos colocando en la bandeja del horno, forrada con papel de horno.

Cuando tengamos todos los paquetes los pintamos por encima con aceite. Metemos en el horno y horneamos entre 12 y 15 minutos, ósea cuando veamos que están dorados apagamos y los sacamos. esto depende de cada horno.








Tradicional

Pelamos y cortamos la manzana en trozos muy pequeños. Ponemos en una sartén, al fuego, la manzana pelada, el azúcar y el aceite, y dejamos hacer durante unos minutos, a fuego medio, hasta que veamos que la manzana empieza a deshacerse.

Incorporamos la morcilla, si estaba con la piel se la quitamos, y mezclamos bien. Retiramos del fuego y reservamos.

Precalentamos el horno, con calor arriba y abajo, a 220º.

Extendemos las láminas de pasta y cortamos trozos de 10 cm., o más pequeños si queremos hacer bocaditos. Ponemos una cucharada de la mezcla en la parte que estamos cerca de nosotros, doblamos hacia el otro lado y doblamos ambos lados hacia dentro. Vamos enrollado y cerrando el paquete.

Repetimos la operación con el resto y los vamos colocando en la bandeja del horno, forrada con papel de horno.

Cuando tengamos todos los paquetes los pintamos por encima con aceite. Metemos en el horno y horneamos entre 12 y 15 minutos, ósea cuando veamos que están dorados apagamos y los sacamos. esto depende de cada horno.










2 comentarios:

Pilar Y a la luna dijo...

Rica combinación de sabores Amparo, me encanta.

Luisa Cano Garcia dijo...

Buenísimos, yo también los hago, me encanta la morcilla con manzana.
Besos Luisi.

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!