25.6.18

Makis de salmon y aguacate





Como os comentaba en la receta de los niguiris, que publiqué la semana anterior, desde que hace unos años probé la comida japonesa me he convertido en una fan, sobre todo del sushi. Normalmente no la suelo tomar en casa, pero alguna vez si la he preparado. No es difícil, aunque la receta es larga, y por ello parece complicada.

Si somos muy fans del sushi, lo mejor es que nos compremos un cocedero de arroz y así evitamos estar pendientes del reloj, dejando el arroz en su punto y manteniéndolo caliente. No son caros.

Si tenemos Thermomix podemos preparar el arroz con el recipiente Varoma. Ver receta Aquí.

Los makis de pescado se hacen con pescado crudo. La forma del arroz se da con la mano, pero en el mercado existen utensilios para darles forma. Como podéis ver por las fotos no me quedaron perfectos de forma pero estaban muy ricos.



  • Ingredientes:
Para preparar el arroz para Sushi:
500 gr.de arroz japonés de grano redondo
Doble cantidad de agua que de arroz 
1 cucharada de azúcar glass
10 cl. de vinagre de arroz
1 cucharada de café de sal

Para un rollo de 6 makis de aguacate:
1 hoja de alga nori
1/4 de aguacate
70 a 80 gr. de arroz cocido
1 cucharada de café de wasabi en pasta
1 vaso de agua con 1 cucharada de vinagre de arroz para humedecer las manos.

Para un rollo de 6 makis de salmón:
1 hoja de alga nori
70 a 80 gr. de salmón crudo de la misma longitud
70 a 80 gr. de arroz cocido
1 cucharada de café de wasabi en pasta
1 vaso de agua con 1 cucharada de vinagre de arroz para humedecer las manos.

*1 esterilla de bambú para enrollar los makis


  • Preparación:
Como preparar el arroz:

1) Aliño de vinagre:
La mejor forma de preparar el aderezo del arroz es calentar ligeramente el vinagre (sin que llegue a hervir) y disolver en él la sal y el azúcar. Luego la mezcla se retira del fuego y se deja enfriar.

2) Lavar y cocer el arroz:
Empezamos poniendo el arroz de sushi en un recipiente con agua, lavándolo hasta que pierda el almidón. Para ello habrá que cambiar varias veces el agua (entre 6 y 8). Al principio, el agua tendrá un color blanquecino y, cuando el almidón haya desaparecido, volverá a ser transparente. Hay que frotarlo con fuerza bajo el grifo para facilitar el proceso. Este proceso es el más importante para que el arroz quede como queremos.
Verteremos el arroz en una olla, lo removeremos un poco para airearlo y echaremos el agua: exactamente la misma cantidad de agua que de arroz. Es decir, si tenemos tres tazas de arroz, usaremos tres tazas de agua. Cocemos a fuego medio durante dos minutos, con la olla siempre tapada. Cuando hayan pasado esos dos minutos, bajaremos el fuego al mínimo, dejando que el arroz hierva durante otros 13 minutos, aproximadamente. Transcurrido este tiempo lo retiraremos del fuego, dejándolo reposar durante 10 minutos más No destapar la olla en ningún momento. Para los no iniciados, puede ser conveniente usar una olla con tapa de cristal para poder controlar todo el proceso.
Ponemos en arroz en un cuenco grande, poco profundo, mejor si es de madera, para que vaya enfriando.

3) Atemperar el arroz:
Ahora que casi tenemos listo nuestro arroz, usaremos una paleta de madera, nada de utensilios de metal, para mezclar aderezo y arroz intentando no remover en círculos y, sobre todo, no aplastar los granos de arroz. Al mismo tiempo abanicar el arroz para acelerar el proceso de enfriamiento. Una vez frito, lo utilizaremos en el tipo de sushi que hayamos elegido.

El mejor arroz para sushi es el que se sirve cuando todavía está algo templado. 







Makis de aguacate:
Desenrollamos la esterilla de bambú a lo largo y la humedecemos con el agua avinagrada, con las manos. Cortamos dos tercios de la longitud de la hoja de alga nori para que tenga forma rectangular, la ponemos sobre la esterilla y la humedecemos también con los dedos.

Nos humedecemos de nuevo las manos con el agua avinagrada y ponemos el arroz por encima de la hoja de alga nori. Debemos distribuirlo a lo largo pero no a lo ancho, ya que deberemos dejar libre un espacio como de 1 cm. para poder unir el rollo.

Pelamos el aguacate y lo cortamos en tiras. Extendemos una capa muy fina de wasabi en medio del arroz y ponemos los trozos de aguacate encima. Levantamos el extremo de la esterilla que tengamos más cerca y lo enrollamos sobre el rollo de maki. Presionamos la esterilla con los dedos y la enrollamos completamente sobre el maki. Apretamos bien para prensar el arroz y cerramos el maki.

Separamos el rollo de la esterilla y lo ponemos en una tabla de cortar. Cortamos el rollo en dos partes iguales y las colocamos paralelamente delante de nosotros y las cortamos en tres trozos iguales para obtener 6 makis de igual forma y tamaño.







Makis de salmón
Desenrollamos la esterilla de bambú a lo largo y la humedecemos con el agua avinagrada, con las manos. Cortamos dos tercios de la longitud de la hoja de alga nori para que tenga forma rectangular, la ponemos sobre la esterilla y la humedecemos también con los dedos.

Nos humedecemos de nuevo las manos con el agua avinagrada y ponemos el arroz por encima de la hoja de alga nori. Debemos distribuirlo a lo largo pero no a lo ancho, ya que deberemos dejar libre un espacio como de 1 cm. para poder unir el rollo.

Pelamos el aguacate y lo cortamos en tiras. Extendemos una capa muy fina de wasabi en medio del arroz y ponemos el salmón encima. Levantamos el extremo de la esterilla que tengamos más cerca y lo enrollamos sobre el rollo de maki. Presionamos la esterilla con los dedos y la enrollamos completamente sobre el maki. Apretamos bien para prensar el arroz y cerramos el maki.

Separamos el rollo de la esterilla y lo ponemos en una tabla de cortar. Cortamos el rollo en dos partes iguales y las colocamos paralelamente delante de nosotros y las cortamos en tres trozos iguales para obtener 6 makis de igual forma y tamaño.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!