8.10.18

Milhojas de berenjenas y queso de cabra





Cocinar con el horno es una forma sana, rica y fácil de elaborar muchos platos, que además podemos tener preparados de antemano y meterlos en el horno un poco antes de empezar a comer. Este milhojas es totalmente cocina mediterránea, sana.

Aunque un milhojas es, tradicionalmente, un pastel constituido por capas de hojaldre superpuestas y separadas por merengue o crema pastelera y recubiertas con azúcar lustre o fondant, también podemos llamar así a hojaldres salados, rellenos con una mezcla a base de pescado o crustáceos, que se sirven como aperitivos o entrantes calientes.

En la cocina moderna llamamos también milhojas a platos con verduras o frutas, así mismo superpuestas y separadas por otros ingredientes, como en esta receta de berenjenas con tomate y queso de cabra.

Este milhojas es una receta de origen provenzal, publicada por Inés Ortega.


  • Ingredientes:
Para 4 personas
2 berenjenas
2 cebollas rojas
3 tomates rojos y maduros
Aceite de oliva virgen extra
200 gr. de queso de cabra fresco
2 cucharadas soperas de queso parmesano curado rallado
Unas hojas de albahaca
Sal
Pimienta recién molida







  • Preparación:
Lavamos y secamos las berenjenas y las cortamos en rodajas. Las ponemos en un escurridor o colador grande, las espolvoreamos con sal y las dejamos unos 15 minutos hasta que suelten el agua.

Mientras, pelamos las cebollas y las cortamos en rodajas finas. Lavamos y secamos los tomates y los cortamos en rodajas. También cortamos en rodajas el queso de cabra. Reservamos.

Ponemos el horno a precalentar a 190º.

Untamos una fuente de hornear con un poco de aceite. Secamos, con un poco de papel absorbente, las berenjenas. Calentamos dos cucharadas soperas de aceite en una sartén antiadherente y doramos en él las berenjenas durante unos minutos. Cada vez que pongamos nuevas berenjenas en la sartén deberemos añadir aceite. 

En la fuente de horno, vamos intercalando en forma de torre, las rodajas de berenjena con rodajas de tomate, de cebolla y de queso de cabra. Empezamos y terminamos con la rodaja de berenjenas.

Sujetamos cada torre de berenjenas con una brocheta o un pincho de madera para que no se nos desmorone. Rociamos con aceite, espolvoreamos con el parmesano rallado y salpimentamos a nuestro gusto.

Metemos la fuente en el horno unos 30 minutos, más o menos, hasta que tenga un bonito color dorado.

Al servir, quitamos las brochetas o los palillos de madera y decoramos con las hojas de albahaca, lavadas y secadas. También podemos sustituir la albahaca por perejil y semillas de sésamo.







2 comentarios:

Pilar Y a la luna dijo...

Riquísimo plato Amparo. Feliz semana.

Vino y Miel dijo...

Qué buen plato y la presentación es estupenda.

Estoy de sorteo en el Blog, si puedes me encantaría que participaras.

Un abrazo

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!