15.10.18

Quiche de calabacín, puerro y ricotta





Una quiche es una mezcla de nata, leche o queso y cualquier ingrediente que se pueda combinar con los huevos y que se extiende sobre una base de masa brisa y se hornee. La más conocida es la quiche lorraine, que lleva nata y panceta, pero podemos utilizar gran variedad de ingredientes.

Se puede servir con una ensalada y es una cena perfecta. También como primer plato en una comida y en miniquiches individuales. En estos casos la tomaremos caliente, pero fría puede ser un buen tentempié o merienda, o para llevar a un picnic.

La base de la masa se puede preparar con antelación y el relleno podemos dejarlo en la nevera. Media hora antes de servirla, esparciremos el relleno en la base y la hornearemos a 190º, que tendremos precalentado con antelación.

La base de la quiche, que es una masa quebrada o brisa, la podemos preparar en casa con el Thermomix. Os pongo la receta por si os animáis, siempre será más sana.



  • Ingredientes:
1 paquete de masa brisa o masa quebarada*
250 gr. de puerro (Solo la parte blanca)
1 calabacín de 400 gr.
35 gr. de jamón serrano
125 gr. de queso ricota
3 huevos
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Cebollino
Un molde de 23-24 centímetros de diámetro

* Podemos prepararla en casa con la Thermomix
Ingredientes:
150 gr. de harina
75 gr. de mantequilla troceada y refrigerada
172 cucharadita de sal
50 gr. de agua








  • Preparación:
Con la masa comprada
Lavamos y troceamos el calabacín con una mandolina sin quitarle la piel. Lavamos y troceamos el puerro en rodajas. Picamos el jamón en taquitos muy pequeños. Reservamos.

Ponemos en una sartén el aceite, y cuando empiece a calentar añadimos el calabacín y el puerro, ponemos un par de minutos a fuego medio removiendo de vez en cuando. Bajamos a fuego suave, añadimos la sal y dejamos que las verduras se vayan haciendo despacio. Hay que tener en cuenta que vamos a añadir jamón, por lo que no pondremos mucha.

Cuando veamos que están tiernas añadimos el jamón, subimos a fuego medio, removemos bien y dejamos cocer todo junto hasta que no quede nada del caldo que hayan soltado las verduras. Reservamos.

Si la masa es comprada, la sacamos la masa de la nevera 20 minutos antes de desenrollarla. Ponemos el horno a precalentar a 190º, calor arriba y abajo, sin ventilador.

Desenrollamos la masa y la colocamos con su papel de cocción directamente sobre el molde a utilizar. Pinchamos, varias veces, el fondo y las paredes con un tenedor y la metemos en el horno hasta que esté ligeramente dorada (10-15 minutos).

(Yo he utilizado el molde desmoldable de Lukue y lo he puesto directamente en el molde sin el papel).

Mientras está la masa en el horno, batimos los huevos en un cuenco, añadimos el queso y mezclamos bien hasta que ambos ingredientes se integren. Añadimos las verduras, probamos, y rectificamos de sal si fuera necesario. 

Sacamos la base del horno, subimos la temperatura de este a 190º, y rellenamos con la preparación y ponemos por encima cebollino troceado. Metemos en el horno en la parte superior y dejamos cocer unos 25-30 minutos. Para saber si ha cuajado meteremos un pincho de cocina y si sale limpio es que ya está cocida la quiche.



Preparando la masa con Thermomix

Ponemos todos los ingredientes en el vaso y mezclamos 20 segundos, velocidad 4. Retiramos la masa del vaso y formamos una bola aplastada. La envolvemos en film transparente y la metemos en ley frigorífico hasta que la vayamos a utilizar.

Cuando vayamos a utilizarla la extenderemos con un rodillo sobre una superficie ligeramente espolvoreada con harina. Forramos el molde de quiché o tarta engrasado que vayamos a utilizar con la masa y pinchamos, varias veces, el fondo y las paredes con un tenedor y la metemos en el horno hasta que esté ligeramente dorada (10-15 minutos).









No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!