13.4.20

Pasta fresca





Hace unos años que tengo la amasadora KitchenAid y hace mucho tiempo que había comprado los rodillos para cortar la pasta fresca. Nunca hasta ahora, me había puesto a elaborarla, la verdad que por pereza y porque no es fácil encontrar la harina 00 a no ser por internet.

Finalmente me decidí a ello, compré la harina en El Amasadero y manos a la obra. Ya la he preparado un par de veces, siempre los tagliatelle, como los de la foto, pero tengo que preparar raviolis, tortelinis, etc...., me pondré a ello.

Aunque ahora hay mucha pasta fresca en los supermercados, ésta hecha en casa siempre es mejor y sabemos los ingredientes que utilizamos sin añadir conservantes. Está buenísima.

Aunque la receta tiene mucha explicación es fácil. Dos cosas fundamentales son, que para la pasta fresca hecha en casa siempre tenemos que poner huevo y que es mejor no poner sal en la masa y añadirla al agua de cocción.

Lo mejor es utilizar alguno de los aparatos especiales para estirarla y cortarla, pero también podemos hacerlo con rodillo, un cuchillo y paciencia.


  • Ingredientes:
300 gr. de harina 00 y algo más para espolvorear
3 huevos tamaño L
1 cucharada sopera de aceite de oliva







  • Preparación:
* Con KitchenAid
Ponemos todos los ingredientes en el bol de la amasadora. Mezclamos con el batidor normal de la amasadora a velocidad 1 hasta obtener una mezcla homogénea. Ponemos el gancho amasador y aumentamos a velocidad 2, amasando entre 5 y 8 minutos, hasta que la masa quede homogénea y elástica. Sacamos del bol, le damos forma de bola, y la envolvemos con film transparente y la metemos en la nevera durante 1 hora.

Acoplamos el rodillo para láminas de pasta y colocamos el botón de ajuste en la posición 1. Cortamos la pasta en 4 porciones, las amasamos con un rodillo, de una en una, y vamos pasando cada una de ellas lentamente por el rodillo para láminas de pasta a velocidad 2. Doblamos la porción en tres partes y volvemos a pasarla por el rodillo, repitiendo este proceso unas cuatro o cinco veces. Ponemos el botón de ajuste en la posición 2 y volvemos a pasar la pasta por el rodillo. No hay que doblarla en esta ocasión. seguiremos pasándola por el rodillo hasta que obtengamos el espesor deseado.

Es importante espolvorear la masa con harina a medida que la vayamos colocando en la encimera para que no se nos pegue. 

Repetimos este proceso con el resto de las porciones y después la cortamos con la forma deseada dependiendo de la receta que vayamos a preparar.

Cuando tengamos la pasta cortada en la forma en la que la vayamos a utilizar, la pondremos en un tendedero para pasta a secar durante media hora.

Cocemos durante 2-3 minutos, depende del grosor, en abundante agua hirviendo con sal. Servimos inmediatamente acompañada de una salsa, de aceite de oliva, etc....

Podéis ver un video en inglés aquí: https://www.youtube.com/watch?v=j-XnE_24v1w

* Con Thermomix
Ponemos en el vaso la harina, los huevos, el aceite y mezclamos 10 segundos/velocidad 5. Amasamos 5 min/velocidad espiga. Retiramos la masa y formamos una bola. Envolvemos en papel film y metemos 1 hora en la nevera.

Cortamos la masa en 4 trozos y estiramos con un rodillo sobre una superficie espolvoreada con harina (o con una máquina para pasta). Cortamos cuadrados de masa para hacer canelones, rectángulos para hacer lasaña, tiras para espaguetis, etc. Si tenemos una máquina para ello seguiremos las indicaciones del fabricante.

Es importante espolvorear la masa con harina a medida que la vayamos colocando en la encimera para que no se nos pegue. 

Cuando tengamos la pasta cortada en la forma en la que la vayamos a utilizar, la pondremos en un tendedero para pasta a secar durante media hora.

Cocemos durante 2-3 minutos, depende del grosor, en abundante agua hirviendo con sal. Servimos inmediatamente acompañada de una salsa, de aceite de oliva, etc....







* Manual

Nos lavamos bien las manos, importante.

Hacemos un volcán con la harina y echamos dentro el resto de los ingredientes. Mezclamos con una rasqueta echando la harina de fuera hacia dentro. Seguiremos mezclando con las manos.

Cuando la masa esté mezclada la cubrimos con un plástico transparente y la dejamos reposar un rato. 

Ponemos la masa en la encimera y empezamos a amasarla, empujando la masa hacia adelante con la base de la palma de la mano y doblándola después hacia detrás, repitiendo cíclicamente este movimiento varias veces hasta que veamos que la quede homogénea y elástica.

Es importante espolvorear la masa con harina a medida que la vayamos colocando en la encimera para que no se nos pegue. 

Cuando tengamos la pasta cortada en la forma en la que la vayamos a utilizar, la pondremos en un tendedero para pasta a secar durante media hora.



Consejos
Si nos parece que está demasiado seca cuando la estemos amasando, podemos añadir un poco de agua.

La pasta podemos consumirla inmediatamente, o dejarla un par de días en el frigorífico tapada con papel transparente o metida en una bolsa de plástico.

Podemos congelarla cuando la hayamos secado, la envolvemos en plástico transparente y la metemos en el congelador.

Para utilizarla, la sacamos del congelador un rato antes de ponerla en una cazuela con agua hirviendo con sal, que añadiremos cuando el agua comience a hervir. Esto es importante.

NO añado aceite al agua, esto no lo hacen los italianos.

El tiempo de cocción de la pasta fresca varía un poco dependiendo del tipo de harina que usemos, del grosor, de si está más o menos seca y de cómo nos guste. Con 2-3 minutos estará lista.

Cuando esté cocida siempre prefiero sacar y escurrir la pasta con una espumadera para que que no se nos rompa.