Champiñones rellenos de verduras y aceitunas negras






Hoy os presento una receta fácil de hacer, rica y que no nos lleva mucho tiempo para elaborarla. Se me ocurrió pensando en hacer algo que llevara aceitunas y así participar en el Recetario Mañoso del mes de marzo, cuya anfitriona es Ana, autora del blog “La Cocinera de Bétulo”, amiga bloguera y unos de los primeros blogs que yo he seguido desde que me metí en este mundo, ella también sigue los mios. Así que cuando vi que era ella la anfitriona pensé que tenía que participar aunque fuera con una receta sencilla como esta. Espero que le guste.






Como os decía más arriba, pensé en preparar una receta con champiñones, pues he visto que también se producen en Aragón. Los compré y cuando llegue a casa abrí la nevera y entonces decidí los ingredientes con los que los rellenaría, además de las aceitunas. Han quedado muy ricos, de verdad.

Las cantidades que os he puesto son para 16 champiñones.





Los champiñones preparados para meter en el horno



  • Ingredientes:
16 champiñones grandes
1 puerro
1/2 pimiento rojo
1 lata de bonito del norte en aceite de oliva
1 lata de aceitunas negras sin hueso
4 quesitos
Perejil picado
Pimienta
Sal
Aceite de oliva virgen extra






  • Preparación:
Lavar y secar los champiñones. Separar los tallos y reservar.

Picar en trozos pequeños el puerro, el pimiento y los tallos de los champiñones. Picar las aceitunas, también en trozos pequeños, reservando 16 para adornar.

Poner en una sartén tres cucharadas de aceite de oliva a fuego medio, cuando esté caliente añadir el puerro, dejar pochar un par de minutos. Añadir el pimiento y los tallos de los champiñones y dejar cocer junto con el puerro hasta que veamos que están hechos. Añadir las aceitunas y dejar un par minutos. Añadir el perejil picado, el bonito, y los quesitos y dejar que se fundan. No hace falta añadir sal. Reservar.

Encendemos el horno a 170º con calor arriba y abajo. Ponemos en una fuente de horno los champiñones con el agujero hacia arriba, salpimentamos. Con una cuchara los vamos rellenando. Cuando tenemos todos preparados, ponemos sobre cada uno unas gotas de aceite de oliva y los metemos en el horno. Dejamos hacer 20 minutos. Este es el tiempo que yo necesité, pero ya sabéis que depende de cada horno.

Los sacamos del horno y los adornamos con una aceituna y un palillo encima de cada champiñón. Servir enseguida.