9.3.15

Berenjenas rellenas de carne de salchichas de ternera





Me gustan muchísimo todo tipo de verdura, y las berenjenas las tomo bastante. de diversas formas. Al horno las podeos preparar con muchos tipos de relleno, carne, pescado, marisco, otras verduras, con bechamel, con queso.......... En esta ocasión he preparado unas berenjenas rellenas con carne de salchichas de ternera, sin bechamel, y con queso por encima para que al meterlas en el horno se deshaga y quede con esa presentación que le da el queso cuando se funde con el calor del horno.

Me ha gustado porque al tener la carne de las salchichas le da un sabor diferente a cuando las preparamos con carne picada. Eso sí, las salchichas que sean de vuestro carnicero de confianza para saber lo que coméis. Yo no me fio nada de todo eso que venden preparado en bandejas.







  • Ingredientes:
2 berenjenas
6 salchichas de ternera
1/2 cebolla
1/2 pimiento verde
1 trozo de puerro
1 diente de ajo
Pimentón
1/2 vaso de vino blanco
2 cucharadas de tomate frito
Pimienta negra molida
Queso rallado para gratinar de 4 tipos diferentes
Aceite de oliva virgen extra






  • Preparación.
Precalentamos el horno a 190º,calor arriba y abajo. Cortamos las berenjenas por la mitad y las ponemos en una fuente de horno, añadimos sal y un chorro de aceite por encima de cada mitad. Bajamos el horno a 170º, introducimos las berenjenas, en el centro del horno, y las asamos durante 30 minutos.

Mientras tanto picamos la cebolla, el puerro, el pimiento y el diente de ajo. Ponemos aceite en una sartén, añadimos las verduras que hemos picado y dejamos pochar hasta que veamos que están hechas.

Mientras se van pochando, quitamos la piel a las salchichas y cuando veamos que las verduras están las añadimos. Dejamos que la carne se vaya haciendo,  y con una espumadera la vamos aplastando para que se vaya separando en trozos pequeños. Añadimos el pimentón, damos una vuelta. Añadimos el tomate y removemos. Añadimos el vino y dejamos que se evapore hasta que no quede caldo. Reservamos.

Sacamos del horno las berenjenas y dejamos enfriar lo justo para no quemarnos al vaciarlas. Una vez templadas, las vamos sacando la carne con una cucharilla, con cuidado de no romper la piel, y la añadimos a la mezcla de la carne y las verduras.  Rellenamos las berenjenas y añadimos por encima queso rallado. Las ponemos en una fuente de horno y con el horno encendido de nuevo, a 185º, las dejamos durante 30 minutos.


Os aconsejo que mejor no os comáis la piel pues no queda muy tierna.