28.11.16

Potaje de garbanzos




El garbanzo, al igual que el resto de las legumbres, es un alimento que contiene hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibra natural. Por lo que debemos reivindicarlo como un gran alimento muy utilizado en la cocina mediterránea, la India y Oriente Medio. Las legumbres son platos muy sanos y completos cuando se cocinan con verduras y carne o pescado.

Los garbanzos son la única legumbre que debe ponerse a remojo en agua caliente, y a la que durante la cocción se le debe añadir siempre agua caliente.


  • Ingredientes:
1/2 kg. de garbanzos
1 zanahoria
1/2 cebolla
1/2 puerro
2 dientes de ajo
Chorizo
Arroz
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Agua








  • Preparación:
Ponemos el día anterior los garbanzos a remojo en agua caliente con un puñado de sal. Deben estar al menos 8 horas para que se hidraten bien y cuezan en menos tiempo.

Ponemos en una cazuela, o en la olla, suficiente agua para cubrir bien los garbanzos y la ponemos a calentar. Pelamos la zanahoria y la troceamos. Picamos la cebolla, el puerro y los ajos, y troceamos el chorizo. Añadimos todo a la cazuela con el agua y cuando esté bien caliente añadimos los garbanzos a los que habremos quitado el agua en la que estaban en remojo.

Añadimos el aceite y dejamos cocer lentamente. Si los hemos de remover deberá ser moviendo la cazuela, no debemos meter la cuchara para que no se deshagan. Si fueran necesario añadir agua esta deberá ser siempre caliente.

Si los ponemos a cocer en la olla a presión deberemos tener en cuenta que habrá que calcular bien la cantidad de agua para que no se queden sin ella y pierdan la piel.

Cuando veamos que están tiernos añadimos la patata troceada, un puñado de arroz y la sal. Dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos más.

Si en el momento en el que los vayamos a servir vemos que se han quedado demasiado secos, añadiremos agua caliente y daremos un hervor.