27.11.17

Pollo "Picasuelos" guisado





Los pollos de corral o picasuelos, como se les llama popularmente en Cantabria, se crean pastando libremente en una finca y además comen cereales naturales, como el maíz y el trigo. Su precio es mucho mayor, porque cuesta mucho más dinero criarlos, pero no tienen nada que ver con todos los demás. 

Los pollos pueden alcanzar entre tres y cuatro kilos en vivo, tras una crianza de unos cinco meses en la finca, peso que se reduce a dos o tres una vez sacrificados. Al ser un pollo criado en libertad y lentamente, junto a su alimentación natural, resulta que su carne es más oscura y sabrosa. Los de supermercado, blancos, hormonados, hacinados y alimentados de otra forma, se crían en 39 días. Nada que ver. Estos son como si los criásemos nosotros en casa.

Esta forma de preparar el pollo la podemos hacer con cualquier otro tipo de pollo, pero el tiempo de cocción será mucho menor. El sabor diferente.


  • Ingredientes:
1 pollo picasuelos
2 cebollas
1 pimiento rojo grande
2 zanahorias grandes
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra







  • Preparación:
Troceamos el pollo. Ponemos en la cazuela donde lo vayamos a guisar aceite y vamos dorando y sacando de la cazuela los trozos de pollo. Reservamos.

Troceamos las cebollas y el pimiento en brunoise, ósea en pequeños dados y las zanahorias en rodajas. Reservamos.

En la cazuela donde hemos dorado el pollo, ponemos algo más de aceite a calentar, y cuando esté caliente añadimos la cebolla y el pimiento. Dejamos pochar hasta que la cebolla esté transparente. Añadimos las zanahorias y dejamos cocer todo junto durante un par de minutos.

Añadimos el pollo, lo salpimentamos, le añadimos agua hasta casi cubrirlo, y lo dejamos cocer a fuego medio-lento hasta que veamos que el pollo está tierno. 

Servimos acompañado de arroz blanco o patatas fritas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!