7.5.18

Pan para hamburguesas





Es la primera vez que preparo pan para las hamburguesas. Tengo que reconocer que en casa rara vez tomamos hamburguesas, y menos fuera de casa, somos más de filetes rusos. Pero tenía pensado preparar alguna receta sacada de un libro de recetas de hamburguesas que tengo hace tiempo y que no me había decidido todavía. En una próxima entrada pondré la receta de la hamburguesa.

Decidí preparar los panes con el Thermomix porque es todo mucho más sencillo y además es menos trabajo. El resultado me ha gustado mucho.

Como solo utilicé dos de los cuatro panes, congelé los otros dos y los utilicé otro día, estaban también muy buenos.


  • Ingredientes:
Para 4 panes
90 gr. de leche
Unas gotas de zumo de limón
190 gr. de harina de fuerza
90 gr. de harina de repostería
40 gr. de azúcar
1 cucharadita rasa de sal
1 huevo
1 yema de huevo
15 gr. de mantequilla
5 gr. de levadura pensada fresca
Aceite para engrasar el molde
1 clara de huevo para pincelar
Semillas de sésamo (Podemos también utilizar, semillas de amapola, pipas de girasol, etc...)



  • Preparación:
Ponemos en el vaso la leche y las gotas de limón, programamos 4 segundos, velocidad 2. Dejamos reposar en el vaso, aproximadamente 5 minutos, hasta que la leche se corte.

Añadimos las harinas, el azúcar, la sal, la yema y el huevo. Amasamos 5 minutos con velocidad espiga.

Añadimos la mantequilla y la levadura y amasamos 3 minutos con velocidad espiga. Retiramos la masa del vaso y formamos una bola. Untamos un bol con aceite, ponemos la masa y cubrimos con papel film transparente. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen. Aproximadamente 1,30 a 2 horas. Yo en invierno la pongo cerca de un radiador de calefacción.

Cuando haya doblado su volumen, ponemos la masa sobre una superficie espolvoreada con harina y la aplastamos con las manos para que salga el aire. Dividimos la masa en cuatro partes y les damos forma de bola. Colocamos los panecillos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y espolvoreada con harina. Cubrimos de nuevo con un paño humedecido y dejamos fermentar aproximadamente 1 hora. Estarán fermentados cuando, al presionar ligeramente con un dedo, recuperen su forma inicial.

Precalentamos el horno a 190º, calor arriba y abajo.

Batimos la clara de huevo y pincelamos la superficie de los panecillos y los espolvoreamos con las semillas. Horneamos durante 15-18 minutos a 190º, hasta que estén bien dorados. Dejamos enfriar los panes antes de cortarlos para utilizarlos.

Se pueden congelar y sacarlos unas horas antes de utilizarlos dejándoles descongelar a temperatura ambiente.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!