18.6.18

Pimientos rellenos de centollo y langostinos





Los pimientos rellenos son riquísimos de cualquier forma que los preparamos, solos o acompañados, y si los rellenamos están buenísimos sea cual sea su relleno. En este caso los he rellenado con centollo y langostinos, y os aseguro que están muy sabrosos. Podemos rellenarlos y rebozarlos con harina y huevo antes de meterlos en el tomate, que están todavía mucho mejor, pero últimamente no lo hago para que sean más ligeros y tengan menos calorías.

Agradezcamos al continente americano esta delicia que son los pimientos, ya que como muchos sabréis los trajimos los españoles de allí.


  • Ingredientes:
1 lata de pimientos del piquillo para rellenar
1 centollo (Puede ser cocido)
200 gr. de langostinos (Pueden ser cocidos)
200 ml. de nata para cocinar
1 cebolla
Brandy o Coñac
Tomate frito (mejor casero)
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta blanca
1 diente de ajo
Agua
Sal







  • Preparación:
Lo primero cocemos el centollo, aunque también podemos comprarlo cocido.

Para ello hay que matarlo antes de hervirlo para que no se le suelten las patas, por lo que lo introduciremos en un recipiente con agua fría y hielo, aunque si se quiere hacer más rápido se introduce en agua templada. En este caso, como lo vamos a utilizar para rellenar unos pimientos nos daría lo mismo si se sueltan las patas.

Ponemos abundante agua en un recipiente, aproximadamente unos 5 litros por pieza, y añadimos 70 gr. de sal por cada litro y ponemos a hervir a fuego fuerte.

Cuando el agua está hirviendo metemos el centollo, bajamos el fuego a medio, y empezamos a contar el tiempo en cuanto vuelva a hervir.

Según los tamaños los tiempos son:
- de 0,500 kg. a 0,800 kg.: 17 minutos
- de 0,850 kg. a 1,200 kg.: 20 minutos
- de 1,250 kg. a 1,600 kg.: 25 minutos
- de 1,700 kg. a 2,500 kg.: 30 minutos

Una vez cocido debe consumirse a continuación, sin meterse en el frigorífico, ya que el frío hace que su carne se reseque y sea muy complicado sacarla de sus patas.

Cuando esté templado le sacamos toda la carne del cuerpo y las patas y reservamos.

Cocemos los langostinos, y para ello ponemos agua a hervir añadiendo 70 gr. de sal por cada litro de agua y se espera a que rompa a hervir.

Una vez hirviendo introducimos los langostinos y esperamos a que vuelva a hervir el agua otra vez, contando dos minutos y sacamos. Lo mejor es introducir los langostinos en un recipiente con agua fría y hielo para enfriarlos rápidamente y que la carne quede más tersa. Esperamos unos minutos y sacamos. Los pelamos y los reservamos.

Si vamos a poner el tomate frito casero lo preparamos.

Troceamos la cebolla en brunoise y el ajo en trocitos, y los ponemos en una sartén con aceite de oliva. Dejamos pochar y cuando la cebolla esté transparente añadimos el Brandy y dejamos que se evapore el alcohol. Añadimos el centollo y los langostinos bien picados, renovemos. Añadimos la nata y la pimienta y dejamos cocer todo junto unos minutos hasta que veamos que ha espesado lo suficiente para poder rellenar los pimientos sin que suelten líquido.

Vamos rellenando los pimientos, cerrándoles con un palillo si nos resulta más cómodo, y poniéndoles en una cazuela, puede ser de barro. Añadimos el tomate frito y dejamos cocer todo junto unos minutos a fuego medio-bajo para que no se salga el relleno de los pimientos. Servimos calientes.

También podemos tenerles preparados con antelación y realizar el último paso cuando los vayamos a consumir.

Se pueden congelar con la salsa o sin ella.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!