18.5.10

Bonito en rollo





   En temporada de bonito podemos cocinar este delicioso rollo, que aunque lleva un poco de tiempo, es riquísmo y se puede preparar con antelación y tenerlo en la nevera para varios dias si hacemos más cantidad. También es estupendo para llevarlo de excursión.

  Aunque en gran parte de los sitios se sirve con la salsa de tomate y pimientos, personalmente prefiero la salsa propia del rollo, la típica de cebolla y harina, pues creo que el sabor es más natural. Con la otra también esta muy rico pero, como el tomate y el pimiento tienen tanto sabor, disfraza un poco el verdadero sabor del rollo.

  También se puede tomar en frio con mayonesa.



  • Ingredientes:
750 gr de bonito fresco
150 gr de jamón entreverado
1 huevo cocido
3 huevos
Pimientos de piquillo (opcional)
Perejil muy picado
100 gr. de pan rallado (Esta cantidad es un poco orientativa)
Harina
Aceite de oliva virgen extra
Sal 
Para la salsa:
1 Cebolla
1 pimiento verde de freir
Harina
1 vaso de vino blanco seco
Sal
Agua

*Para la salsa de tomate y pimientos:
750 gr de tomates maduros
2 cebollas grandes
6 pimientos del piquillo
1 vasito de vino blanco seco 
Sal 

* Si preferimos ponerlo con esta.






  • Preparación:
     En primer lugar se preparan los rollos de la manera siguiente: se corta el bonito en pequeño con cuchillo, porque con picadora se haría papilla, y se mezcla bien con el jamón finamente picado, el pan rallado, el perejil y los huevos (2 crudos y 1 cocido picado) y los pimientos picaditos muy finos, yo esta vez no puse. Se puede añadir un poco de sal, pero con moderación. El pan rallado se va añadiendo poco a poco hasta conseguir una masita con una consistencia similar a la de las albóndigas. Pueden ser los 100gr., algo menos o algo más.

     Se divide la masa en dos o tres partes y se les da forma de rollo, y estas súper croquetas se pasan por harina y huevo batido y se fríen en una sartén con abundante aceite de oliva. Hay que darles la vuelta para conseguir que quede dorado por todos lados. 

   Prepración de la salsa: Ponemos aceite en una sartén. Añadimos la cebolla y el pimiento troceados y dejamos pochar. Cuando esten hechos añadimos la harina y reogamos, añadimos el vino y dejamos evaporar el alcohol. Añadimos agua y dejamos cocer cinco minutos. Sacamos de la sartén y trituramos.


    Se vuelve a poner todo, rollos y salsa, en la sartén o en una cazuela, y se deja cocer a fuego lento, para que el pescado tome el sabor de la salsa, pero sin que se pase de cocción. si es necesario dar vuelta a los rollos con cuidado. Para servirlo, hay que esperar a que se enfríe un poco, porque no se debe cortar en caliente, para evitar que se deshaga del todo. Se corta en rodajas y se sirve con la salsa bien caliente por separado o también podemos poner las rodajas a dar un hervor con la salsa y servirlo todo junto.

    En caso de preferir la salsa de tomate y pimientos:
   Se retira buena parte del aceite, y se deja sólo el necesario para hacer el sofrito de la salsa. Para ello se pone a pochar la cebolla bien picadita. Antes de que tome color, se añaden los tomates picados y los pimientos cortados en tiras. Con estos pimientos la salsa queda muy roja. Y ya sólo queda añadir el vino blanco seco y sal. Se deja hacer el sofrito a fuego lento, después se pasa por una batidora o un chino, para que quede homogénea y sin tropezones. Se pone todo junto a cocer en la sartén o cazuela y se continua con la receta como he indicado anteriormente.

   Se puede acompañar con patatas fritas, en puré, con ensalada, con arroz blanco. Como más nos apetezca.

   Vale la pena hacer en cantidad, porque congela estupendamente.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!