18.5.10

Champiñones al ajillo





Esta es una de esas recetas clásicas de las que se puede disfrutar tanto como guarnición para carnes, para preparar una tortilla o un revuelto, o como aperitivo con una refrescante cañita o un vino.

Los champiñones frescos, además de ser altamente nutritivos son baratos y su sabor se adapta perfectamente a infinidad de platos. Se pueden añadir practicamente a todo.

El champiñon común, es la especie de hongo comestible más comunmente utilizado en la gastronomía.


• Ingredientes:

 Champiñones
Ajos
Aceite de oliva virgen extra
Perejil picado







• Preparación:

Lavar los champiñones quitándoles toda la tierra y secarlos bien. Cortarlos en láminas y reservar. Poner aceite a calentar en una sartén, picar los ajos y añadir al aceite, cuando empiece a dorarse añadir los champiñones, poner sal y dejar que se vayan haciendo con el fuego medio. Cuando veamos que están hechos, pero no demasiado cocidos los apagamos, es mejor que queden un poco al dente, añadimos el perejil picado, y rehogamos.

Los champiñones así los podemos tomar solos, como guarnición , en revuelto, etc..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!