19.5.10

Marmita de salmón y gambas





Las marmitas de patatas con el ingrediente que más nos apetezca en ese momento son todas deliciosas. La patata es una hortaliza que combina con todo, y que absorbe el sabor de todos aquellos ingredientes que le añadamos. Me encantan de todas las formas posibles.

Se puede decir que esta es una variante de la clásica marmita de bonito, que en una parte de Cantabria llamamos sorropotún y que en el País Vasco denominan Marmitako. Un plato que comían los pescadores en los barcos cuando salían a faenar. Esta delicia se la debemos a ellos.



  • Ingredientes: (8 personas)
1 Kg. de salmón
1/2 kg de gambas congeladas peladas
1 Kg. y 1/2 de patatas
2 cebollas (mejor rojas)
2 pimientos verdes
Miga de pan (o tres rebanadas de pan de molde sin corteza)
Salsa de tomate
Sal
Aceite de oliva virgen extra




  • Preparación:
Se pelan las patatas y se trocean sin cortarlas totalmente con el cuchillo, tronchándolas, se reservan. En una cazuela se pone el Aceite de oliva, y cuando esté caliente se añade la cebolla, se sofríe. Se añade el pimiento troceado y se rehoga. Se añaden las patas, se rehogan y se cubren de agua, se ponen a cocer y se le añade un par de cucharadas de salsa de tomate y la miga de pan troceada con la mano. Mientras se limpia y se trocea el salmón.

Cuando a las patatas le falten unos diez minutos, se añaden el salmón y las gambas, se mezcla y se deja hervir despacio diez minutos. Se apaga y se deja posar. Este plato está más rico hecho con dos o tres horas de antelación.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!