14.9.10

Moussaka





La Moussaka es un plato tradicional de los Balcanes y Cercano Oriente, la palabra es árabe, pero a nosotros nos llegó a través del griego. La versión griega de la receta es la más conocida aquí.

En unas versiones va con patata y en otras no, depende de la zona, yo le he puesto. Es una ensalada cocida, que normalmente se sirve fría como aperitivo, pero en occidente la servimos como primer plato, horneada y en caliente. Yo he hecho la versión que lleva bechamel, hay otra que lleva una salsa blanca. Las dos son igual de buenas.

A mí personalmente me gusta muchísimo, pues me encantan las berenjenas. Así que me he llevado una alegría, y me he puesto a cocinarla y a comerla con mucho gusto.


  • Ingredientes:
5 patatas medianas (algo más de 1 Kg.)
4 berenjenas medianas
1 kg. de carne picada de cordero (yo puse ternera)
2 cebollas medianas
600 gr. de salsa de tomate
Perejil
Orégano
Sal
Pimienta negra
Queso feta o kefalotiry rallado (o queso manchego semicurado)
Salsa Bechamel
Aceite de oliva virgen extra







  • Preparación:
Pelar y cortar las berenjenas, a lo largo o a lo ancho, en lonchas de 1/2 cm. de grosor. Freír las patatas hasta que estén doradas (sin quemarlas). En el mismo aceite, freír las berenjenas hasta que queden suaves. Es muy importante no freírlas demasiado. Escurrir el aceite y reservar.

En una cacerola, cubrir el fondo de aceite de oliva y pochar la cebolla cortada en juliana. Antes de que la cebolla empiece a dorarse, apartar del fuego y añadir toda la carne. Mezclar bien y volver a poner a fuego medio. Remover para que la carne quede suelta, sin bolitas gordas. Este es el momento de añadir sal, pimienta, orégano y la salsa de tomate. Dejar cocer 5 minutos, probar y corregir. Dejar otros 5 minutos a fuego lento. Apartar del fuego y añadir el perejil. Remover y reservar.

Preparar la bechamel.

Montar la moussaka en una fuente de horno: una capa de patatas, una capa de berenjenas, la carne, otra capa de berenjenas, la bechamel y, por último, el queso rallado.

Introducir en el horno precalentado a 180° C hasta que la bechamel se dore un poco (25 minutos). Dejar templar y servir.