14.9.10

Moussaka





La Moussaka es un plato tradicional de los Balcanes y Cercano Oriente, la palabra es árabe, pero a nosotros nos llegó a través del griego. La versión griega de la receta es la más conocida aquí.

En unas versiones va con patata y en otras no, depende de la zona, yo la he puesto. Es una ensalada cocida, que normalmente se sirve fría como aperitivo, pero en occidente la servimos como primer plato, horneada y en caliente. Yo he hecho la versión que lleva bechamel, hay otra que lleva una salsa blanca. Las dos son igual de buenas.

A mí personalmente me gusta muchísimo, pues me encantan las berenjenas. Así que me he llevado una alegría, y me he puesto a cocinarla y a comerla con mucho gusto.


  • Ingredientes:
5 patatas medianas (algo más de 1 Kg.)
4 berenjenas medianas
1 kg. de carne picada de cordero (yo puse ternera)
2 cebollas medianas
600 gr. de salsa de tomate
Perejil
Orégano
Sal
Pimienta negra
Queso feta o kefalotiry rallado (o queso manchego semicurado)
Salsa Bechamel
Aceite de oliva virgen extra







  • Preparación:
Pelar y cortar las berenjenas, a lo largo o a lo ancho, en lonchas de 1/2 cm. de grosor. Dejar en un recipiente con agua y sal durante una hora para que pierdan el gusto amargo. Pelar, trocear en rodajas y freír las patatas hasta que estén doradas (sin quemarlas). En el mismo aceite, freír las berenjenas, escurridas y pasadas por harina, hasta que queden suaves. Es muy importante no freírlas demasiado. Escurrir el aceite y reservar.

Si queremos que el plato sea más ligero podemos poner las patatas cocidas y las berenjenas a la plancha o cocidas en el horno.

En una cacerola, cubrir el fondo de aceite de oliva y pochar la cebolla cortada en juliana. Antes de que la cebolla empiece a dorarse, apartar del fuego y añadir toda la carne. Mezclar bien y volver a poner a fuego medio. Remover para que la carne quede suelta, sin bolitas gordas. Este es el momento de añadir sal, pimienta, orégano y la salsa de tomate. Dejar cocer 5 minutos, probar y corregir. Dejar otros 5 minutos a fuego lento. Apartar del fuego y añadir el perejil. Remover y reservar.

Preparar la bechamel.

Montar la moussaka en una fuente de horno: una capa de patatas, una capa de berenjenas, la carne, otra capa de berenjenas, la bechamel y, por último, el queso rallado. Si no ponemos patatas, pondremos una capa de berenjenas, una de carne, otra de berenjenas, otra de carne, la bechamel y el queso rallado.

Introducir en el horno precalentado a 180° C hasta que la bechamel se dore un poco (25 minutos). Dejar templar y servir.