Jabalí guisado





Tengo que confesar que no soy yo muy aficionada a la caza, sobre todo a la de pluma, pero el jabalí si que me gusta mucho. Unas veces lo cocino así y otras lo pongo con alubias, y en ambos casos está riquísimo. Es una carne muy sabrosa.

El jabalí es el antepasado del cerdo doméstico que se encuentra en estado salvaje en diversos habitats de nuestra península, siempre con abundante vegetación. Aquí en Cantabria se caza de septiembre a febrero.
    

  • Ingredientes:
1/2 Kg. de carne de jabalí
1 Cebolla
1 dientes de ajo
2 zanahorias
Aceite de oliva virgen extra
Manteca de cerdo
Romero
Tomillo
Laurel
Coñac
Sal


  • Preparación:
Se trocea el jabalí. Se pone en la olla a presión la manteca de cerdo y cuando está caliente se añade la carne del jabalí, que previamente se habrá troceado, y se dora. Cuando esté bien dorada se saca a un plato y se reserva. Se pone en la olla el aceite de oliva y cuando esté caliente se añade la cebolla cortada en trozos, 1 diente de ajo partido, las zanahorias, y se sofríe todo junto. Se le añade un poco de coñac y se deja unos cinco minutos para que se evapore el alcohol. Se añade la carne, se pone sal, un poco de agua, el laurel, el tomillo y el romero, y se pone a cocer el tiempo que recomiende el fabricante de la olla. Tiene que quedar blandita, por lo que si hace falta se deja unos minutos más, si vemos que tiene demasiado caldo reducimos.

Servimos acompañado de puré de castañas que le va muy bien a la caza.