23.4.15

Canelones con espinacas y queso fresco

 




Los canelones son un plato de origen italiano, en italiano “Cannelloni”, diminutivo de canna que significa caña. Parece que ya se elaboraban en la Toscana, Sicilia y algunas otras regiones de Italia en el siglo XVI, existe documentación que nos habla de este plato. Pero aunque eran de elaboración similar a la actual no se preparaban como ahora, ya que el añadir la salsa bechamel es posterior, y de origen francés.

La receta de canelones se trata de una masa de pasta de forma cuadrada, que una vez que se ha hervido se rellena y se enrolla dándole forma tubular. Existen muchas posibilidades en su elaboración, y a la diversidad de los tipos de relleno (carne, verduras o pescado), hay que añadir que hay múltiples elaboraciones en las que se sustituye la pasta por crepes u otros ingredientes que puedan enrollarse y sostener un relleno.

Fueron los chefs italianos y suizos que trabajaban en restaurantes de prestigio quienes incluyeron este plato en nuestro páis, y posteriormente se convirtió en una receta de la cocina burguesa, siendo en sus comienzos un plato de fiesta o de domingo.

Los canelones me gustan mucho, como toda la pasta, pero tengo que reconocer que los platos con bechamel me gustan muchísimo, con todo tipo de ingredientes.


  • Ingredientes:
1 paquete de canelones
250 gr. de espinacas congeladas
250 gr. de queso fresco tipo Burgos
1 cebolla
1 diente de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Bechamel
Queso rallado parmesano
Mantequilla
Sal






  • Preparación:
Cocemos las espinacas en agua y sal. Cuando estén cocidas, unos diez minutos, pasamos a un colador para que vayan soltando el líquido.

Cocemos los canelones según las indicaciones del fabricante. Sacamos del agua y los ponemos en un paño para que se vayan secando, reservamos.

Ponemos aceite en una sartén y añadimos la cebolla picada en trozos pequeños. Cuando veamos que está transparente añadimos el ajo troceado y dejamos un par de minutos. Escurrimos bien las espinacas, quitando todo el caldo que nos sea posible, y añadimos a la sartén. Añadimos el queso en trozos muy pequeños y dejamos hacer todo junto un par de minutos, más o menos.

Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo. Vamos rellenando los canelones y poniéndolos en una fuente para horno. Cuando tengamos todos rellenos, preparamos la bechamel, ver receta Aquí,  y la añadimos por encima de los canelones. Espolvoreamos el queso rallado por encima a nuestro gusto, y ponemos unas nueces de mantequilla.

Metemos en el horno y dejamos durante unos 25 minutos. Si vemos que queremos que queden más dorados, encendemos el grill y dejamos que se doren a nuestro gusto.












Te invito a visitar mi otro blog “Dulcísimos Placeres”

Receta de la semana: Bizcocho de zanahorias

Para verla pincha en el nombre de la receta