9.12.15

Besugo al horno





Estamos en plena temporada del besugo, un pescado que si es bueno está riquísimo, bueno al menos a mi me lo parece. Yo he comido muchísimo besugo en mi infancia y adolescencia, hace años era un plato muy común en las cenas. Tengo que reconocer que ahora no lo como tanto, pero creo que es porque es más difícil encontrar un buen besugo del Cantábrico.

Es una buena opción para la cena de Navidad o Nochevieja, aunque se pone un poco caro. Pero siempre podemos comprarlo ahora y congelarlo para prepararlo en esas fechas. Seguirá estando estupendo.

Siempre lo he tomado de esta forma, al horno con patatas panaderas. Así que os pongo la receta que se ha preparado en casa de mis abuelos, de mis padres y en la mía.







  • Ingredientes:
1 besugo de 1 y ½ kg.
1 copa de vino blanco
1 copa de agua
Pan rallado
Aceite de oliva virgen extra

1/2 kg. de patatas
Aceite de oliva virgen extra
1 cebolla cortada en juliana
Sal









  • Preparación:
Le diremos a nuestro pescadero que quite las escamas y las tripas al besugo cuando lo compremos. Así no tendremos que hacerlo en casa, es un poco engorroso.

Preparamos las patatas panaderas: Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no muy gruesas, máximo 1 cm, añadimos sal y reservamos. Ponemos en una sartén a calentar el aceite y cuando esté caliente añadimos las patatas y la cebolla y freímos despacio para que las patatas y la cebolla se ablanden pero no se doren. Cuando estén hechas escurrimos y reservamos.

Precalentamos el horno a 190º con calor arriba y abajo.

Mientras calienta vamos poniendo la cama de patatas y cebolla en la base de una fuente de horno. Salamos el besugo, le damos un par de cortes en cada lomo y le ponemos en cada uno de ellos media rodaja de limón. Ponemos el besugo sobre la cama de patatas y cebolla. Mezclamos el vino y el agua y lo vertemos sobre el besugo. Añadimos aceite también por encima y espolvoreamos con pan rallado.

Metemos en el horno durante 30 minutos. A media cocción le añadimos por encima el caldo que tenemos en la fuente para que no se seque y dejamos que siga haciéndose hasta que finalice.

En el caso de que el besugo sea de mayor tamaño deberemos dejarlo cinco minutos más por cada medio kg. de más que pese.

Con estos tiempos el pescado queda un poco pegado a la espina, pero es que no me gusta que se haga mucho porque entonces se quedaría muy seco.






3 comentarios:

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Es un pescado muy suave, un clásico en algunas regiones, además más sano que otros platos.
Besos.

marijose dijo...

Sencillamente delicioso¡¡¡, me encanta, besos

Merchi dijo...

Tiene una carne tan sumamente deliciosa que me gusta de todas las maneras, pero al horno es una pura delicatesem Amparo.

Besines

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!