20.2.17

Bacalao fresco al horno con pimientos rojos





Los que seguís este blog os habréis dado cuenta de que me encanta el bacalao tanto fresco como desalado. Por ello en casa lo tomamos con bastante frecuencia. Además, ha comenzado la temporada del bacalao fresco Skrei que es muy rico. Este bacalao se pesca en Noruega entre los meses de enero a abril.

Como ya he explicado en entradas anteriores, el bacalao Skrei es al bacalao normal lo que el jamón de pata negra es al jamón normal. Este bacalao migratorio recorre cada año miles de kilómetros a contracorriente por las aguas del Mar de Barens, aguas puras, hasta llegar a las Islas Lofoten. Así va modificando su alimentación y desarrollando su maravillosa carne firme y blanca para convertirse en Skrei, para muchos, entre los que me encuentro, el mejor bacalao del mundo.

Esta receta se puede preparar con cualquier tipo de bacalao, fresco o desalado, aunque, si tenéis ocasión de haceros con el Skrei, hay que reconocer que está mucho mejor con este. También podemos utilizarla para preparar el pescado que más nos apetezca o que encontremos en la pescadería en el momento de la compra.





  • Ingredientes: 
500 gr. de bacalao fresco en un filete (Sin espina central)
1 lata de pimientos rojos grande
1/2 vaso de vino blanco
2 dientes de ajo
Sal
Aceite de oliva virgen extra 






  • Preparación: 
Partimos el bacalao en cuatro o cinco trozos. Reservamos.

Ponemos aceite en una sartén y cuando esté caliente añadimos los pimientos troceados. Dejamos cocinar un rato a fuego lento.

Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo. Cuando veamos que los pimientos están ya pochados, añadimos el ajo troceado y dejamos hacer todo junto un par de minutos. Añadimos el vino y dejamos hasta que se evapore el alcohol.

Untamos con aceite una fuente de horno, ponemos los trozos de bacalao en ella y vertemos por encima las verduras con el aceite.

Metemos en el horno y dejamos hacer unos 10 minutos, dependiendo del grosor de las tajadas. Servimos inmediatamente.