23.10.17

Conchas de pasta rellenas de carne





Las conchas de pasta se llaman Conchiglioni en italiano. Son de tamaño grande para poder rellenarlas con variedad de ingredientes. Hace muchos años no encontrábamos este tipo de pasta en nuestro país. La primera vez que las vi fue en Italia, hace bastantes años. Es una forma diferente de preparar, presentar y degustar un plato de pasta. Están buenísimas.

Ahora podemos encontrar mucha variedad de tipos de pasta, todos son estupendos y generalmente gustan a grandes y pequeños. Como salen bastantes conchas, podemos preparar la receta y solamente utilizar las que vayamos a comer y el resto congelarlas ya preparadas para utilizarlas en otra ocasión. Es lo que yo hice, pues como podéis ver en la foto, no están todas las que preparé. 




  • Ingredientes:
500 gr. de conchas de pasta
750 gr. de carne picada de ternera o mixta con cerdo
1 copa de brandy
1 cebolla
2 dientes de ajo
250 ml. de salsa de tomate frito para el relleno
Salsa de tomate para cubrir la base de la fuente
50 ml. de bechamel
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Queso mozarella rallado







  • Preparación:
Picamos la cebolla en brunoise. Reservamos.

Ponemos aceite en una sartén y cuando esté caliente, la ponemos a fuego medio, añadimos la cebolla y la dejamos pochar hasta que esté transparente, entonces añadimos los ajos picados, mezclamos y dejamos cocer junto a la cebolla un par de minutos. 

Añadimos la carne picada y subimos al máximo la sartén para la carne se haga rápidamente. Añadimos el brandy y dejamos evaporar el alcohol. Añadimos el tomate frito y la sal necesaria. Dejamos cocer todo junto unos quince minutos a fuego medio. Apagamos y reservamos.

Preparamos la bechamel y la añadimos a la carne. Reservamos.

Cocemos las caracolas de pasta siguiendo las indicaciones del fabricante. Preparamos también un recipiente, con mucha agua fría, en el que quepa la pasta holgadamente una vez cocida.

Apagamos la pasta y con una espumadera la pasamos al recipiente del agua fría para que no siga cociendo. La dejamos dentro del agua un par de minutos y, pasado este tiempo, la ponemos en un colador para que suelte bien el agua, con cuidado de no romper las conchas.

Ponemos en una, o más fuentes de horno, una base de salsa de tomate frito. Vamos rellenando las conchas con la carne y poniéndolas en la fuente encima de la salsa. Con la mano vamos poniendo la mozarella por encima de las conchas.

Ponemos a calentar el horno con calor arriba y función grill y cuando esté caliente metemos la fuente en el centro del horno para que se caliente, se funda el queso y se gratine. Cuando tenga el color dorado de nuestro gusto apagamos y servimos.







2 comentarios:

Nati dijo...

Una receta de pasta bien rica y original. Un besazo.

Pilar Y a la luna dijo...

Muy buena la receta Amparo, en mi casa triunfan y sobre todo con ese relleno. Besitos

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!