19.2.18

Garbanzos refritos con salsa de tomate





Este plato de garbanzos que os presento hoy es de lo más sencillo, pero a mí me encanta. Por supuesto os tienen que gustar el sabor del ajo y el tomate. Es una manera de comer los garbanzos que conozco desde mi más tierna infancia.

Podéis prepararla de forma tradicional, cocinando todo en casa, o con los garbanzos ya cocidos y el tomate preparado. Si lo cocinamos todo en casa está mucho mejor, como todo. Pero si los garbanzos ya cocidos son buenos y la salsa de tomate es lo más natural posible también estará buenísimo y lo prepararemos en muy poco tiempo.  Es una receta estupenda para preparar cuando no tenemos tiempo. 

Además, en general, a los niños les encanta.


  • Ingredientes:
1/2 kg. de garbanzos
4 dientes de ajo
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Agua

Tomate frito:
1 kg. de tomate natural o 1 lata grande
30 gr. de aceite
100 gr. de cebollas
1 cucharada de azúcar o 1 cucharadita de bicarbonato
Sal

Receta rápida
2 botes de garbanzos cocidos
1 bote de tomate frito
4 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra






  • Preparación:
Forma tradicional
Ponemos la víspera los garbanzos a remojo en agua templada y un puñado de sal.

Al día siguiente escurrimos los garbanzos. Reservamos.

Ponemos una cazuela con agua y sal y, cuando comience a hervir, añadimos los garbanzos. Tienen que estar bien cubiertos de agua. Si es necesario añadir más, deberá ser caliente. Cuando estén cocidos los sacaremos del agua de cocción y los pondremos en un escurridor. No tiraremos el agua, la podemos utilizar para preparar una sopa o un puré.

Mientras cuecen los garbanzos preparamos la salsa de tomate o tomate frito:
Se pone en una sartén el aceite de oliva a calentar, cuando está caliente se añade la cebolla troceada y se sofríe. Se añade el tomate, la sal y el bicarbonato o el azúcar para quitar la acidez y la albahaca (opcional). Se deja cocer lentamente unos veinte minutos. Se tritura con la batidora y se termina con el pasa purés.


Salsa de tomate con Thermomix:
Poner el aceite en el vaso, tapar y poner 5 minutos, Varoma, velocidad 1. Añadir la cebolla troceada y poner durante unos 20 minutos, velocidad 4 para que la cebolla se trocee más. Añadir el tomate troceado, triturar durante 30 segundos, velocidad 4. Añadir la sal, el azúcar y la albahaca. Poner 20 minutos, Varoma, velocidad 1. Tapar con el cestillo para que evapore el agua sobrante del tomate. Cuando acabe triturar a velocidad progresiva hasta llegar a 10 durante 1 minuto.

Seguimos con la receta:
Una vez que tenemos los garbanzos y el tomate, ponemos aceite en una sartén o cazuela y añadimos los ajos troceados. Cuando empiecen a freírse añadimos los garbanzos escurridos y los sofreímos durante unos minutos para que se impregnen bien del ajo y el aceite.

Sacamos a una fuente y ponemos la salsa de tomate caliente en una ensaladera, para que cada uno se sirva la cantidad de tomate que guste. 


Receta rápida
Ponemos los garbanzos en un escurridor, los pasamos por el grifo del agua fría y los dejamos escurrir bien.

Ponemos aceite en una sartén o cazuela y añadimos los ajos troceados. Cuando empiecen a freírse añadimos los garbanzos y los sofreímos durante unos minutos para que se impregnen bien del ajo y el aceite. Mientras calentamos la salsa de tomate.

Sacamos a una fuente y ponemos la salsa de tomate caliente en una ensaladera, para que cada uno se sirva la cantidad de tomate que guste. 




2 comentarios:

Pilar Y a la luna dijo...

No hay excusa para hacer esta receta tan rica. La versión rápida te saca de mil apuros y el plato esta delicioso.
Feliz semana Amparo

marijose dijo...

Nunca los he probado asi, pero seguro me gustan, besos

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por dejar un comentario!